DUOVERSIDAD

Ventana a los dos mundos:
Universo Externo e Interno

VUELTAALCOLE-T_PSICOMOLD

¡¡EMPIEZA EL CURSO!!


La vuelta al cole es un momento de ilusión para los más pequeños, sobre todo por el encuentro con sus amigos y amigas, pero también puede resultar una situación estresante para ellos y para los padres. Empiezan las prisas, las tareas, las actividades extraescolares, los éxamenes...
Es importante que recuerdes que lo más importante es generar un clima positivo y de confianza. Manejar con inteligencia emocional los problemas o dificultades del inicio del curso es posible si seguimos estos consejos.

1. Menos prisas y más rutinas.

2. Respetar el ritmo de aprendizaje de cada niño, aliéntalo y refuerza positivamente todos sus avances.

3. Evita la sobreprotección y fomenta la autonomía. No hagas las cosas por ellos, deja que se equivoquen y que prueben a hacer las cosas a su manera. Es la mejor manera de que tengan confianza en sí mismos.

4. El juego y el tiempo libre no estructurado es fundamental para el bienestar psicológico del niño y para el propio aprendizaje.

5. Los padres son también maestros y modelos. Están aprendiendo no tanto de lo que decimos como de lo que hacemos y expresamos con nuestra comunicación no verbal.

6. Evita los gritos, ya que no resuelven nada y generan mayor bloqueo en el niño. Respira profundo. Con calma todo se resuelve mejor.

7. Ten una buena relación con sus maestros, habla con ellos, participa en las actividades escolares.

8. No te obsesiones con las notas y los exámenes, el aprendizaje es un camino, un proceso. Los niños aprenden cuando se sienten seguros y felices, no cuando sienten miedo y estrés.

VUELTAALCOLE_PSICOMOLD

#vueltaalcole #iniciodelcurso

Contacta con nosotros

En Psicomold Psicólogos ofrecemos asesoramiento y talleres para padres, madres y profesores. Así como terapia y orientación a niños y adolescentes. 

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

 

 

 

cerebro-hijos-portada-blog-psicomold

Los niños nacen con 100.000 millones de neuronas y con un billón de células gliales. Cada una de esas neuronas tienen entre 1000 y 10.000 enlaces. Las conexiones neuronales se irán multiplicando a medida que el niño crece, mediante la estimulación ambiental, sensorial, cognitiva y del movimiento. A los cuatro años puede llegar a un máximo de 1000 billones de conexiones neuronales.

¿Qué hace el cerebro con toda esa capacidad de enlaces? Nos hace a nosotros, todos nuestros pensamientos, sentimientos y decisiones dependen del cerebro. El aprender a moldear y potenciar el cerebro, supone darle a nuestros hijos los recursos para tener una vida feliz y sacar su máximo potencial. 

Consejos para cuidar el cerebro de nuestros hijos

Los niños de entre 0 y 6 años muestran una neuroplasticidad asombrosa que necesita de múltiples refuerzos y de la seguridad de un mundo emocional donde el niño se sienta querido, para desarrollar de forma óptima sus habilidades psicológicas.

Una buena guía para saber potenciar y cuidar el cerebro de los niños y niñas, es aprovechar lo que la neurociencia nos está enseñando actualmente sobre el funcionamiento del cerebro. Aquí hemos resumido las claves más importantes:

TIPS-cuidar-cerebro-hijos-blog-psicomold

1. Amor y seguridad 

hipocampo

El afecto desarrolla el hipocampo

Un estudio reciente en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos muestra como el cuidado de los padres puede literalmente cambiar el cerebro de los niños. 

Los investigadores encontraron que los niños con madres cariñosas y mejores en términos de crianza (calculado con base en su comportamiento durante el estrés del laboratorio) tenían hipocampos más grandes. El hipocampo juega un rol importantisimo respecto al manejo del estrés y las respuestas inflamatorias del cuerpo, además es crucial para formar y almacenar recuerdos. Tener hipocampos pequeños incrementa el riesgo de todo tipo de problemas mentales, desde la depresión y el estrés postraumático hasta la enfermedad de Alzheimer. 

La sobreprotección activa el circuito del miedo

No obstante, no se debe confundir dar afecto con ser sobreprotector y evitarle cualquier sufrimiento a los hijos. 

"La ciencia nos dice que ante un reto o una situación nueva se activan dos estructuras en el cerebro: por un lado la amígdala (que es la responsable de que tengamos miedo) y, por otro, la corteza prefrontal (que nos prepara para afrontar el reto y entrar en acción) .Si como padres solucionamos todos los problemas de nuestros hijos para evitarles el sufrimiento, nuestros hijos crecerán activando sólo la parte del miedo (la amígdala) y el miedo será lo único que les quedará. No aprenderán que también pueden actuar y resolver los problemas. Es importante que los niños aprendan a solucionar los contratiempos por sí mismos, dejarles espacio para que se equivoquen, para que aprendan de sus errores. Los padres tenemos que estar cerca para animarles a que se atrevan y para apoyarlos y guiarles cuando fracasen". Álvaro Bilbao (neuropsicólogo)

2. Nutrición

Una alimentación que no tenga la suficiente cantidad de proteínas, frutas y verduras o hidratos de carbono puede generar deficiencia de minerales y de vitaminas. Eso afecta al crecimiento y también al desarrollo cerebral de los niños.

Alimentos reales vs ultraprocesados

Es importante elegir alimentos con alto nivel nutricional, comida real, y evitar los alimentos ultraprocesados.“Se debe huir de los alimentos ultraprocesados, ya que en niños (y adultos) pueden crear adicción”, recomienda el Dr. Cangas miembro del Comité Asesor del Consejo General Dietistas-Nutricionistas (CGDN). “Un estudio de las universidades de Las Palmas de Gran Canaria y de Granada –continúa- demuestra que en quienes la bollería industrial y la comida rápida ocupan una fracción mayoritaria de su ingesta total, tienen más riesgo de padecer depresión. Además, las comidas ricas en azúcares simples y grasas favorecen la liberación de endorfinas, lo que provoca una sensación de bienestar que, a su vez, demanda más comida de ese tipo (para mantener esa sensación)".

Desayunar para rendir en el cole

Así mismo, es fundamental el desayuno. Se ha relacionado en distintos trabajos las bajas calificaciones en el colegio con que el niño no desayuna de forma adecuada. El cerebro necesita glucosa para rendir, de ahí la necesidad de los hidratos de carbono. Si el niño sufre hipoglucemia el cerebro se puede terminar dañando. Existen muchos alimentos que pueden mantener la glucemia estable en nuestro cerebro y por lo tanto unas condiciones óptimas para el aprendizaje, tales como frutas, panes integrales, legumbres, cereales, frutas, verduras o leche mediante la lactosa.

3. Sueño

cerebro-durmiendoEn sus 2 primeros años, el bebé habrá dedicado más del 70% a dormir. El sueño del bebe es un prólogo imprescindible y fundamental para toda su vida posterior.  

¿Por qué es tan importante dormir para los niños?

-Las hormonas del crecimiento se desarrollan durante el sueño, contribuyendo a su correcto desarrollo mental y físico.

-Dormir aumenta la memoria y el aprendizaje.

-El sueño fortalece el sistema inmune, disminuyendo así la vulnerabilidad a las infecciones y enfermedades.

-Las partes del cerebro que controlan las emociones y la interacción social se relajan en las fases de descanso, proporcionando un rendimiento óptimo al despertarse.

-El desajuste del ritmo de vigilia-sueño en niños y adolescentes  a largo plazo puede provocar problemas de hiperactividad, cambios en el estado de ánimo (tristeza, irritabilidad y cólera), dificultad para controlar las emociones, aumento de la impulsividad, y mayor riesgo de trastornos metabólicos como la obesidad y la diabetes.

luz-zul

-La falta de sueño afecta negativamente a habilidades clave como la toma de decisiones, creatividad, memoria y rendimiento escolar.

-La luz azul que emiten las pantallas de televisión, teléfono móvil y videojuegos puede retrasar la liberación de la melatonina inductora del sueño, aumentar el estado de alerta y restablecer el reloj interno del cuerpo a un horario posterior. El resultado final: niños privados de sueño o con un mal descanso.

4. Ejercicio y juego 

BASKETAlgunos de los beneficios de la actividad física son la creación de neuronas y la disminución de la muerte de las neuronas. Además, el ejercicio hace que las conexiones entre las neuronas sean mayores, más fuertes y eficaces. Se ha demostrado científicamente que el ejercicio físico aumenta la función cognitiva y cerebral, mejora el aprendizaje y la memoria, y protege contra las enfermedades degenerativas de las neuronas. 

El BDNF segregado como consecuencia del ejercicio físico es muy importante porque :

Mejora la plasticidad sináptica, es decir, fortalece las conexiones neuronales que garantizan el aprendizaje. Cuando se bloquea esta molécula en ratones, se eliminan los beneficios cognitivos de la actividad física.

Aumenta la neurogénesis en el hipocampo, una región imprescindible para la formación de las memorias. Este proceso de formación de nuevas neuronas, que ya se había comprobado en otros mamíferos, facilita los procesos cognitivos.

Aumenta la vascularidad cerebral. El aumento de sangre en las neuronas permite la llegada de toda una serie de nutrientes que mejoran su funcionamiento. 

*La producción de la proteína BDNF también permite reducir los trastornos del déficit de atención (TDAH), particularmente en los niños. 

La importancia del juego libre

Actualmente es frecuente que los niños estén apuntados a múltiples actividades, musica, natación, inglés, chino. Todo su horario está estructurado y planificado. Esto, en lugar de ser positivo, genera estrés. Si los sometemos a estímulos continuos, no disfrutan, no interiorizan lo aprendido y acaban saturados.  Las actividades, mejor de una en una, y en algo que elijan ellos y les guste. Y siempre priorizar el juego libre y espontáneo, que parta de ellos mismos. 

4. Manejo emocional 

Educar implica capacidad de autocontrol por parte de los padres, en otras palabras, tener Inteligencia Emocional.

 Cuando los padres no tienen capacidad de control sobre ellos mismos, es difícil que eduquen con afecto, respeto y firmeza a la vez a sus hijos.

 Lo frecuente es que cuando falla la propia serenidad emocional, los padres conviertan al hijo o la hija en desahogo de sus impulsos.

 Unas veces "comiéndoselos a besos", otras, asfixiándolos con sobreprotección y miedo, otras, descargando sobre ellos la ira, la exigencia, la crítica o el perfeccionismo.

 Otras veces, para no complicarse la vida, dejar hacer lo que quieran, sin límites...

Y otras, disparatadamente, sentirlos y tratarlos como reyes. Pero los reyes terminan, algunas veces, siendo tiranos contra los propios padres que no les han enseñado que "un coche sin freno es un coche para dejarlo aparcado en el garaje".

Evitar los gritos

Una investigación de la Universidad de Nueva York y que se publicó en Current Biology concluyó que “El grito tiene una propiedad sonora única. Nada produce un énfasis similar. Porque impacta y activa el centro neuronal del miedo, que está en la amígdala”. Otra investigación, realizada conjuntamente por las universidades de Pittsburg y Michigan, publicada en Child Development, determinó que “los efectos de esta violencia verbal provocan problemas de conducta en los menores, como discusiones y peleas con compañeros, dificultades en el rendimiento escolar, mentiras a los padres, síntomas de tristeza repentina y depresión”. Otro estudio, este publicado por Harvard, señala que “los gritos, el maltrato verbal y la humillación o la combinación de los tres elementos alteran de forma permanente la estructura cerebral infantil”.

Enseñarles a esperar y dejarlos que se aburran

12313803_153239721700612_6232343929006000133_n

Una de las variables cognitivas que más predicen la capacidad de un niño de alcanzar sus metas en la vida es la capacidad de saber esperar

Enseñarles autocontrol, y que aprendar a esperar recompensas, va a ejercitar el lóbulo frontal del cerebro y les va a permitir tener una mejor respuesta a cada situación. Es muy negativo darle al niño todo lo que pida, en el momento que lo pida, necesita encontrarse con la frustración para desarrollar su inteligencia emocional. 

Optar por la televisión o los vídeojuegos cuando los niños están aburridos no es la mejor opción ya que estos medios provocan una sobrestimulación haciendo que después todo lo demás sea percibido como aburrido o carente de interés.

Según la doctora Laura Markham "Si les mantenemos ocupados con clases y actividades estructuradas, o si "llenan" su tiempo con entretenimientos de pantalla, nunca aprenderán a responder a las señales de su propio corazón, que podría llevarles a estudiar las imperfecciones de la acera, a construir un fuerte en el jardín de atrás, a modelar un monstruo de arcilla, a escribir un cuento o una canción o a organizar a los niños del barrio para rodar una película. Estas llamadas de nuestro corazón son las que nos dirigen a las pasiones que darán sentido a nuestras vidas, y están a nuestra disposición desde el comienzo de nuestra infancia, cuando tenemos rienda suelta para explorar y perseguir aquello donde nuestro interés nos lleve."

5. Socialización

El ser humano es ante todo un animal social con la necesidad de establecer relaciones con otros semejantes.

La ausencia de relaciones sociales no solo afectan al ánimo y a la conducta, sino también al desarrollo de habilidades cognitivas superiores como el lenguaje y la psicomotricidad

Es a partir de los nueve o diez años que los niños van estableciendo relaciones sociales más complejas, aumenta su capacidad de interacción con el mundo que se les abre.

6. Menos pantallas

Los estudios citados por las principales asociaciones pediátricas, relacionan la exposición a las pantallas en edades tempranas con adicciones, inatención, disminución en el vocabulario e impulsividad, entre otras cosas.

La investigadora educativa canadiense Catherine L'Ecuyer se muestra especialmente preocupada por la relación entre la infancia y la tecnología. "Cuando saturamos los sentidos del niño, entra en lo que describo en mi libro como el "círculo vicioso de la diversión". Los estímulos externos se sustituyen a su asombro, lo anulan y hacen que se acostumbre a niveles de estímulos cada vez más altos. Cuando eso ocurre, lo cotidiano le parece tremendamente aburrido. Deja de sentir, pierde el interés por aprender y su atención se dispersa. No es casualidad que por cada hora de pantalla que ve un niño de menos de 3 años, existe un 10% más de probabilidad de padecer inatención con 7 años".

Los niños aprenden con interacciones con humanos, no con pantallas

El mejor escenario para aprender es el mundo real, y la interacción con las personas que rodean al niño.

Un reciente estudio de la Universidad de Calgary muestra que, con exceso, el tiempo frente a la pantalla puede tener consecuencias para el desarrollo de los niños. Cuanto mayor era el tiempo pasado delante de pantallas a los dos y tres años, peor era el desempeño de estos niños a los tres y cinco años, cuando se les realizaba un test de desarrollo.

¿Cuál es el tiempo recomendable frente a la pantalla?

Según la Academia Americana de Pediatria, el “screen time” o tiempo de pantallas en niños son las siguientes:

  • 0 – 2 años: Nada de pantallas
  • 2 – 5 años: Entre media y una hora al día
  • 7 – 12 años: una hora con un adulto delante. Nunca en horas de comidas
  • 12 – 15 años: Una hora y media. Mucho cuidado con las redes sociales
  • + de 16 años: Dos horas.

Los dormitorios no deben tener pantallas.

Lo más importante es que las pantallas no interfieran en la vida normal de los niños, el tiempo en familia, el ejercicio o las horas de sueño.

Recomendaciones de horarios y lugares sin pantallas para niños

La AAP recomienda:

  • No usar móviles o pantallas una hora antes de ir a dormir
  • No usar móviles o tabletas a la hora de comer
  • Mientras se está en la escuela
  • Mientras se está cruzando la calle
  • En el automovil (excepto en viajes largos)
  • No usar móviles en el cochecito o silla de paseo
  • Marcar un “tiempo en familia” en el que ningún miembro de la familia los usa

En definitiva...

Apaga la pantallas, ve al mercado y llena tu cesta de verduras y frutas, sal al aire libre y juega con tus hijos, pasa tiempo con ellos, conócelos, estáte presente. Dales confianza y autonomía para que aprendan por si mismos. Aprende a relajarte, prioriza el sueño y el descanso. Valora y disfruta los pequeños momentos. No sólo estarás cuidando el cerebro de tus hijos, también estarás cuidando el tuyo. 

Contacta con nosotros

En Psicomold Psicólogos ofrecemos asesoramiento y talleres para padres, madres y profesores. Así como terapia y orientación a niños y adolescentes. 

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

 

 

 

Un látigo que descarga hacia uno mismo y hacia los demás

latigo_2El perfeccionismo es un estado de agitación, de inquietud que, arrastrado por la plantilla de lo ideal, desconsidera y machaca lo que pertenece al mundo real. 

actitud-rgida-psicomold

Detrás de una actitud excesivamente rígida, normativa o autoritaria, hay una descarga agresiva contra uno mismo y contra el mundo. En ambos casos hay una tensión perfeccionista, una lupa descalificadora, un fiscal que acusa, que juzga. 

El primer perfeccionista teórico fue Platón, que admirado por los valores ideales que nacían del hombre mismo, no sólo llego a pensar que existe un mundo aparte y superior –el mundo de las ideas-, sino que llegó a despreciar la realidad de las cosas- o mundo sensible- hasta considerar al cuerpo como cárcel del alma. 

Los perfeccionistas también desprecian su propia realidad y se ven arrastrados por la plantilla ideal que han construido. Todo ello produce insatisfacción y reprimenda, y la reprimenda motivos para seguir explotándose. Por lo tanto, hay una gran dosis de autoexigencia y rigidez. No se admiten fallos ni desfallecimiento.

Una cosa es detectar un fallo y mejorarlo, sin cargas, sin tensión, sin censuras, encuadrando el problema en el contexto, y otra es autocargarse, tensionarse, censurarse, encuadrando el problema en uno mismo y en los demás. 

culpa-psicomold

El deber ser

Cuando una persona perfeccionista rompe la norma, siente insatisfacción y culpa. Cuando es otro el que la rompe, no solo siente malestar, sino también ira, agresividad, que no siempre es capaz de manifestar, pero que le hace revolverse. Cuando exterioriza la agresividad, lo hace revestido de “normatividad” de deber ser, hasta el punto que la norma sirve de enmascaramiento del rechazo inconsciente

La justicia

♦ La JUSTICIA suele estar muy arraigada en nosotros desde que nacemos, pero más el EGOCENTRISMO de la verdad y de los propios intereses.

♦ Cuando ambos sentimientos son intensos pueden explicar tantas rivalidades, pugnas, conflictos y guerras entre amigos, parejas, sociedades y movimientos políticos.

♦ Además de un lastre de VICTIMISMO que impide ser realmente LIBRES

¿Se puede perfeccionar el perfeccionismo?

love-yourself

Curiosamente, la mayor perfección de un perfeccionista es aceptar las cosas como son. Admitir el mundo como es y rentabilizar su oferta. Querer a las personas con sus cualidades y con sus defectos. Amarse a sí mismo tal como y como se es, no como se quiere ser. 

1. Sé consciente de que el afán por lo ideal termina por afearlo todo.

2. Toma consciencia de cuando surge el “¿Cómo es posible que…?” O el “Sí, pero”. Que son expresiones demoledoras, castradoras de uno mismo y de los demás. El problema no es ver el fallo, el problema está en cargar contra nosotros o contra los demás. 

3. Cambiar el “Sí, pero” y “El ¿cómo es posible qué? Por un Sí cada vez más rotundo. Debes aprender a relajarte para aceptar al mundo y a ti mismo. Necesitas para ello serenidad, paz y dejar que las cosas fluyan. 

4. No solo debes aceptar las cosas tal y como son, sino que debes transformar tus sentimientos en positivo. Se dice que hay que ver la belleza de la arruga y la belleza de la imperfección. Por eso yo te digo que tienes que aprender a enamorarte de la realidad imperfecta.

no-te-enojes-psicomold

5.Humildad y perspectiva.No tienes la verdad absoluta de las cosas, ni tu verdad es mejor que la verdad de los otros. Sé comprensivo y tolerante, cada persona tiene su historia, sus heridas y su perspectiva del mundo. 

5. Lo más importante… ¡No permitas jamás ser maltratado por ti mismo! Tienes que incrementar tu dignidad y no dejarte explotar, ni culpabilizar por ti mismo. 

 

aceptarse-y-amarse-psicomold

 

Artículo elaborado a partir del libro "Los Moldes de la Mente" de Pedro Hernández Guanir.

Contacta con nosotros

En Psicomold ofrecemos entrenamiento de mejora personal y terapia individual para mejorar en cualquier aspecto de tu vida o problema personal, de pareja, familiar o laboral.

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

 

 

 

MOTIVAR-O-ANULAR_PSICOMOLD

A diario vienen a nuestro gabinete padres, madres y educadores, preocupados porque sus hijos tienen un mal comportamiento o un bajo rendimiento escolar. Otras veces les inquieta que sus hijos tengan miedos y se muestren excesivamente ansiosos e inseguros. 

Es frecuente atender a niños y niñas de primaria estresados, con miedo a los éxamenes o a suspender, y adolescentes que se sienten desorientados, que no saben decidir por sí mismos o no encuentran motivación para hacer nada. 

En muchas ocasiones encontramos que, detrás de estos problemas, hay una excesiva exigencia y control por parte de los educadores, sobre todo en lo que respecta al rendimiento académico. 

¿Estoy exigiéndole demasiado a mi hijo?

En general, los padres desean lo mejor para sus hijos, imaginan para ellos el mejor de los futuros y buscan que éstos se superen cada día.

Eso no es malo, el problema es cuando estos objetivos de mejora y perfeccionamiento, están por encima de otros valores más importantes, olvidando o dejando para un segundo plano cuestiones fundamentales como éstas:

¿Qué es lo que siente? ¿Es feliz?

¿Qué es lo que le interesa y motiva al niño o a la niña? 

¿Cuál es la realidad del niño o la niña, sus dificultades, sus estrategias, su ritmo de aprendizaje? 

¿Cómo es la relación entre el niño y sus padres? ¿Hay comunicación, afecto, complicidad? 

 

poda

Padres perfeccionistas y autoritarios

no-se-admiten-fallosSe caracterizan por expresiones (tanto verbales como no verbales) del tipo “Sé que puedes hacerlo mejor”, “Está bien, pero…”, “Es tu deber, es tu responsabilidad”, “Tienes que” “Haz hecho mal esto”, "No es suficiente", "Puedes dar más".

Son padres que muestran un elevado nivel de exigencia, expresado a través de abundante normativa y un excesivo control conductual, al tiempo que se restringen las recompensas y se multiplican las censuras, reproches y castigos.

No se admiten fallos, y siempre éstos se atribuyen a que el niño o la niña no se esfuerzan lo suficiente.

En lugar de felilitarles por lo ya conseguido remarcan lo que aún tienen pendiente, y siempre hay algo que podría estar mejor. Manifestando insatisfacción o crítica excesiva. 

Presionan a los hijos, especialmente en el ámbito académico, para que obtengan mayor rendimiento. Pero no sólo en lo académico, sino que también muestran una actitud crítica y controladora en el orden, las tareas de la casa, los horarios, el deporte… 

Los padres exigentes son también personas muy autocríticas y perfeccionistas con ellos mismos, lo que proyectan en sus hijos. Es por eso que, a veces, desean en ellos lo que no lograron en sí mismos, o trasladan a ellos los propios objetivos, necesidades, carencias, miedos

Muchos de los padres exigentes, tuvieron a su vez, padres autoritarios, por lo que la búsqueda de la perfección y de la excelencia se convierten en una filosofía familiar

Consecuencias 

La exigencia tiene una parte positiva, al principio pueden ser niños con un rendimiento óptimo, un comportamiento correcto y una gran responsabilidad. Pero cuando los resultados no sean tan buenos como lo que esperaban, cuando se encuentren obstáculos, o si hay algo que no puedan alcanzar, se frustrarán, se bloquearán o se rebelarán.

personalidad-insegura

que-pasas-si-los-padres-exigen-demasiado

Poca autonomía y dificultad para tomar decisiones. Son niños que están acostumbrados a obedecer y a responder a pautas y control externo. Por lo tanto cuando tienen que tomar decisiones por sí mismos, o enfrentarse a situaciones nuevas, se sienten inseguros, dudan y les cuesta confiar en su propio criterio. De acuerdo con esto, muestran falta de iniciativa y pasividad. No saben automotivarse porque no han desarrollado intereses propios. No son autónomos, sino obedientes.   

Inseguridad y baja autoestima. Lo más grave es el efecto en su autoestima y seguridad personal. Los niños criados en el perfeccionismo, sienten que nunca lo hacen bien, y buscan la aprobación externa. Si los padres exigen sin dar muestras de afecto, ni valorar lo positivo, los niños creerán que no se les quiere si no cumplen determinados objetivos. Eso les crea inseguridad y acaban siendo personas que tratan de demostrar constantemente lo que valen. La falta de reconocimiento a sus logros, y la ausencia de criterio y decisión propia, hace que terminen teniendo una mala imagen de sí mismos.

Baja tolerancia a la frustración ¡No se admiten fallos! Por lo tanto cuando encuentran objetivos inalcanzables o ven que se equivocan, se frustrarán. La no aceptación de sí mismos retroalimenta una actitud perfeccionista y de revisión constante que termina siendo obsesiva y que los llevas a una insatisfacción constante. En muchos casos, esta insatisfacción da lugar a un estado depresivo y/o apático.

Poca creatividad y espontaneidad. La excesiva dependencia a la opinión y aceptación ajena, sumado con un miedo al error y al fracaso, hacen que la parte creativa y espontánea de los niños se vea anulada.

Estrés y Ansiedad.  El estrés generado por la sobrecarga que supone superarse continuamente sin permitirse demasiadas satisfacciones, los pueden llevar a situaciones límites que comprometen sus necesidades más básicas de descansar y dormir. Cuando se enfrentan a situaciones de evaluación o situaciones nuevas, la ansiedad se eleva más de lo normal, la tensión interna y la autoexigencia se dispara en estas situaciones.

Agresividad. Son niños que están sometidos a mucha presión, tanto interna como externa, y que reprimen sus deseos y sentimientos porque viven pendientes de las obligaciones, de “lo que hay que hacer”. Esto les lleva muchas veces a explotar con conductas agresivas y a rebelarse contra las normas.

Bajo rendimiento. Cuando se exige demasiado se causa estrés en los niños y, al llegar a la adolescencia y a los cursos más difíciles de bachillerato o de la universidad, muchos de estos niños se saturan y bajan su rendimiento, a la vez que pueden mostrar trastornos de conducta. En el peor de los casos dejan de estudiar porque están hartos, cansados y se rebelan.

Exigencia positiva

refuerzo-positivo_0Lo contrario a la exigencia no es el pasotismo o el permisivismo. El nivel de exigencia puede ser alto, pero si va acompañado de afecto incondicional, valoración y buena comunicación.  

-Antes que las metas está la persona, con sus fortalezas, debilidades, motivaciones e intereses. 

-La clave es que los hijos se sientan apoyados, valorados, y no sólo exigidos. 

-Generar un clima positivo es fundamental. Pasarlo bien juntos, conversar, reírse, hablar de emociones y disfrutar del ocio en común, para que la relación familiar tenga otras oportunidades que no sea hablar de las notas o de quien dejo tirada la ropa. Si no, el clima familiar se vuelve negativo. 

- Es preferible renunciar a 100 y quedarse con 50, en las expectativas que los padres buscan del comportamiento de sus hijos. El malestar y el enfado de los padres pueden debilitar la complicidad con los hijos, y ésta es la que permite una influencia más duradera, aunque los resultados no sean tan contundentes.

-El hijo o la hija están impulsados a ser ellos mismos, a desarrollar su identidad y su proyecto, aunque sea incipiente y equivocado. Por eso, desde el momento en que perciban que sus padres los están controlando, manejando o ahogando, tenderán a reaccionar en oposición, por lo que la influencia de los padres se verá reducida.

-Autonomía. En lugar de controlar todo lo que hacen los hijos y cómo lo hacen, hay que darles autonomía, dejarles que tomen decisiones, que desarrollen intereses propios, para que aprendan a tener automotivación y sepan tolerar la frustración.

-Hablar de los fracasos tanto como de los éxitos, recompensando a los niños cuando intentan aprender de los errores y eliminando el estigma de las decepciones. La imperfección genera crecimiento, alivio y niños maravillosamente imperfectos. Corregir sí, pero partiendo de lo positivo y viendo lo esencial, frente al detalle y la minucia. 

Contacta con nosotros

En Psicomold Psicólogos ofrecemos asesoramiento y talleres para padres, madres y profesores. Así como terapia y orientación a niños y adolescentes. 

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

 

 

 

la-importancia-de-una-ayuda-a-tiempo

Los niños y las niñas viven permanentes tensiones, conflictos y dificultades que  suelen estar presionándolos y que no expresan. Esto hace que tengan problemas de conducta y bajo rendimiento. 

Es importante evitar complicaciones de futuro, prevenir y contar con personal experto.

Una ayuda a tiempo es fundamental. 

¿Por qué es tan importante la etapa infantil y juvenil?

La etapa infantil es crucial en el desarrollo de la persona. Es la etapa en la que se hacen más conexiones cerebrales, la mente está más “fresca” y los estímulos que se reciben tienen mayor impacto. 

En este periodo de vida se potencian las capacidades de los niños, se apropian del lenguaje, entienden la cultura, descubren las posibilidades de su mente y su cuerpo, construyen su identidad y adquieren habilidades para convivir con otros.

Además, los seres que rodean al niño tienen una influencia mayor, al ser significativos para ellos. Todo lo que pase en estos años, positivo o negativo, dejará huella.

En lo que respecta a la etapa juvenil y la adolescencia, el apoyo se hace muchas veces imprescindible, dado los cambios tan drásticos por los que pasa la persona y la vivencia más exaltada de conflictos y emociones. 

Ayuda experta

expertos-ayuda-nios

Gracias a nuestra experiencia en el manejo inteligente de las emociones, podemos ofrecer entrenamientos y técnicas muy valiosas para que los niños y adolescentes, para que empiecen a conocer, encauzar y potenciar sus emociones. Este aprendizaje es fundamental para su felicidad y rendimiento futuro

En nuestro gabinete ofrecemos apoyo y asesoramiento a centros escolares, a padres y a familias, sobre una amplia variedad de problemas: bajo rendimiento, dificultades de aprendizaje, problemas de atención, hiperactividad, acoso, agresividad, ansiedad y depresión, miedos y fobias, timidez y conflictos familiares, entre otros.

¿En qué consisten las sesiones?

SESION_PSICOMOLD_2015-25Para ayudar a un niño, hay que entrar en su mundo, y para ello usamos el medio más adecuado: el juego y la imaginación. A través del juego el niño encuentra múltiples posibilidades para expresarse, simbolizar sus problemas y emociones, y sacar sus propios recursos y potencialidades. Las herramientas y técnicas más usadas son los cuentos y narraciones, el juego de roles, la pintura y el dibujo, la visualización imaginativa, y la expresión corporal y la relajación.  

En todos los casos nos reunimos con los padres o familiares más cercanos, y les ofrecemos asesoramiento y pautas para resolver los conflictos y problemas que tengan con sus hijos. También nos reunimos con el colegio y el profesorado para aunar esfuerzos para ayudar al menor con mayor eficiencia. 

Psicólogos de referencia para tu centro escolar

Nuestro gabinete es centro de referencia de colegios e institutos. Ofrecemos terapia y orientación a niños y adolescentes, así como asesoramiento y talleres para padres, madres, familia y profesores. 


Contacta con nosotros

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

  

 

vacaciones_PSICOMOLD

Las vacaciones en familia pueden convertirse en una auténtica pesadilla para muchos. Incluso, es frecuente que a la vuelta del periodo vacacional, muchas parejas tengan crisis o decidan separarse.

La convivencia se hace más complicada al pasar más tiempo juntos, romper con la rutina y enfrentar cambios, viajes o planificar actividades nuevas. 

No obstante, este periodo también puede servir para reforzar vínculos y mejorar la relación, si se consigue tener una actitud positiva, paciencia y un buen manejo de las emociones

En este artículo te damos algunas pistas para poder superar las dificultades de la convivencia, disfrutar del encuentro y mejorar la relación con los tuyos.

Con los más pequeños

Se acabó el colegio y los niños cambian de rutina, pasan la mayor parte del tiempo con nosotros y nos demandan más atención. Una buena alternativa para mantenerlos entretenidos y que se diviertan son los campamentos de verano y cursillos. Pero también es un buen momento para hacer actividades en familia, planificar algun viaje o simplemente dedicarles tiempo de juego.

Sea cual sea el plan, te ofrecemos algunos consejos:

  •  Actitud positiva. Generar un ambiente de calma y alegría es fundamental para poder disfrutar las vacaciones todos juntos. Trata de dejar atrás los agobios y los regaños innecesarios.
  • DISFRUTARFuera prisas. Aprovecha las vacaciones para tomarte las cosas de otra manera, deja el estrés a un lado y enseña a tus hijos a relajarse. No se trata de estar continuamente haciendo cosas, sino de disfrutarlas.
  •  Ayúdalos a gestionar su tiempo libre. No son sólo los padres los que deben ajustarse a nuevas rutinas durante las vacaciones. Los más pequeños también necesitan un período de ajuste. Tienen que encontrar nuevos modos de estructurarse el día.
  •  Programa actividades adaptadas a ellos. Habla con ellos y pregúntales qué les gustaría hacer en vacaciones. Recuerda incluir actividades educativas, como lectura, teatro, cine, visitar museos, actividades en la naturaleza y juego con otros niños y niñas. 
  • Sé flexible. Los niños necesitan juego y tiempo de ocio.  Si bien hay que mantener ciertas rutinas de estudio y responsabilidades, hay que recordar que se merecen un descanso después de todo un curso lleno de tareas y actividades.
  • Rutinas. Es importante que mantengas ciertos horarios, no descuides la alimentación equilibrada y que duerman las horas necesarias para su descanso.
  • Busca tiempo para ti. Para no saturarte conviene que encuentres ratos de descanso y desconexión. "Hacer equipo" con un amigo/vecino que también tenga niños puede funcionar extraordinariamente bien.

En pareja

Las estadisticas señalan que hay un alto porcentaje de parejas que se separan tras las vacaciones. Aún así, no podemos concluir que sea el verano o pasar tiempo juntos lo que produce la crisis, sino que normalmente salen a flote problemas que ya se tenían anteriormente, y que estaban tapados por la rutina.

Para poder afrontar este periodo de tiempo en común, disfrutarlo e, incluso, hacer crecer el amor entre tu pareja y tú, ten en cuenta:

  • Ser positivo. Valora lo bueno de la otra persona, fíjate más en lo que ha hecho bien que en lo que ha hecho mal. En lugar de quejarte, haz propuestas.
  • Tomar la iniciativa y salir de la monotonía. Propón actividades diferentes, no tienen que ser grandes planes, simplemente romper con lo cotidiano y busca sorprender a tu pareja. 
  • Tomarte las cosas con humor y generar un clima lúdico. Cambia el chip, busca el lado divertido de las situaciones, no dramatices y comparte risas con tu pareja.
  • Buscar la complicidad y la intimidad del encuentro. Deja a un lado tu móvil o tablet y mira a tu pareja a los ojos, hablen, siéntanse el uno juntoPAREJA-EQUIPO al otro.
  • Encender el deseo. Las vacaciones son un momento estupendo para explorar la sexualidad de la pareja. Practica el sexo lento, sin prisas y sin estrés, explorando y dejándote fluir.
  • Tiempo para cada uno. Es importante pasar tiempo a solas o con amigos. Hacer todo en pareja puede saturar y restar interés.
  • Solidaridad y colaboración. ¡La pareja es un equipo! A cada uno se le dará mejor una cosa que otra, lo importante es poder contar el uno con el otro.

 

Claves de la Comunicación

Una buena comunicación es fundamental para tener unas buenas vacaciones. Piensa que la mayoría de los problemas entre las personas son debidos a una mala comunicación, por lo tanto, se resuelven aprendiendo a comunicarnos de forma respetuosa, con empatía e inteligencia emocional.

MANUAL-DE-VIDA-COMUNICACION_PSICOMOLD

Lo que vas a decir… ¿soluciona algo? Procura que tu comunicación sea constructiva y provechosa para ti y para la otra persona.

  1. Calma tus emociones. Espera un tiempo, reconoce tu carga emocional, no respondas rápidamente ni te exaltes. La impulsividad en las respuestas puede ser un muro para la búsqueda de alternativas y la reflexión. Elimina toda la carga negativa que pueda interferir el diálogo: rabia, rencor, miedo…
  2. Elige el momento. La valoración de un mensaje positivo puede cambiar totalmente de una situación a otra. Así como un mensaje negativo puede ser catastrófico en una situación, si se elige una buena situación para comunicarlo sus consecuencias negativas se pueden atenuar.
  3. Sustituye “Tienes que” por “¿Qué te parece?”. Las expresiones normativas bloquean la comunicación y hacen que la otra persona se ponga a la defensiva.
  4. No es “te lo dije”, si no “¿en qué te puedo ayudar?” Evita los reproches y “moralinas”. Se trata de buscar soluciones no de ver quien tiene la razón. 
  5. Evita decir “JAMÁS”, “NUNCA”, “SIEMPRE”. Son mensajes descalificadores negativos, estables en el tiempo.  No generalices ni exageres situaciones, actitudes, defectos…
  6. Trata de controlar el volumen de tu voz, baja el volumen. A nadie le gusta que le griten, y no ayuda a que el otro te entienda mejor, todo lo contrario. -Sustituye “Eres…” por “me molesta…” No mandes mensajes culpabilizadores. Trata de expresarte utilizando el “yo” (yo siento, me molesta, no me gusta…) frente al “tu” (tú eres, tú haces, porque tú…)
  7. Utiliza ARGUMENTOS, no la agresividad, ni la ironía.  La ironía, aunque sea a través del humor, representa descontento, incomodidad o inconformidad. Además, si la respuesta que ocasionan los argumentos de una persona es burla, ella misma se va a sentir cuestionada.
  8. Piensa que a quien tienes enfrente es una PERSONA.  Ponte en el lugar de la otra persona, tratando de conocer sus puntos de vista, sus enfoques, sus problemas y sus motivaciones o necesidades.
  9. Recuerda que la calidad de tus relaciones personales depende de tu comunicación.

¡Te deseamos unas felices vacaciones! 


Contacta con nosotros

En Psicomold Psicólogos te ayudamos a mejorar tus habilidades comunicativas, emocionales y sociales, tanto de forma individual, en pareja, en familia o en el ámbito laboral. 

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

  

 

un-psicologo-ya-no-es-un-loquero-psicomold

El bebé elefante Lia, ha quedado atrapado en una zanja. Lia es perseverante en su intento de salir, e invierte todas sus fuerzas en escapar de esta situación. Prueba una y otra vez sin rendirse. Aún así, la dificultad es enorme, y puede agotar todas sus energías sin conseguir el éxito. Menos mal que su tía Kery acude en su ayuda, y sólo basta un empujón para que el bebé elefante supere el obstáculo y vuelva a unirse con el resto de la manada.

Puedes ver el vídeo clicando aquí

BEB-ELEFENTE_lia

El éxito no es cabezonería, tú puedes, debes esforzarte... La autonomía es fundamental para saber vivir, pero te digo una cosa: "hay veces que debes admitir lo que es imposible". Es preferible que pidas ayuda. Algunas veces, la ayuda es de un familiar o de un amigo, pero otras, debe ser de un profesional.


Un psicólogo ya no es un "loquero", sino un profesional de tus incertidumbres, un profesional de tus miedos, de tu dolor, de tu timidez, de tu desamor y también, un profesional para tus éxitos.


Una herramienta muy poderosa

En nuestro gabinete ofrecemos ayuda psicológica avanzada. 

El poder de nuestra Técnica de Bombeo Terapéutico (TBT) es incalculable. Posibilita debilitar las emociones nocivas, promueve las positivas y aumenta el control del yo. 

En la TBT la respiración, el movimiento y las imágenes disparan neurotransmisores y hormonas que golpean al sistema nervioso, en distintos niveles, y al sistema inmune. 

19875316_10213918236458013_2803060486485274711_n


Contacta con nosotros

En Psicomold ofrecemos entrenamiento de mejora personal y terapia individual para mejorar en cualquier aspecto de tu vida o problema personal, de pareja, familiar o laboral.

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

  

 

top-tenemos-que-hablar-psicomold

Pautas y estrategias para una comunicación efectiva

La mayoría de los problemas entre personas (parejas, amigos, familia, compañeros de trabajo) se deben a una mala comunicación. Y no es tanto por lo que decimos con nuestras palabras, sino por lo que expresamos con nuestros gestos, tono y actitudes. Estamos comunicando continuamente, aunque no seamos conscientes.

Los errores comunicativos son muy amplios: una mala escucha, la incapacidad para ponerse en el lugar del otro, la falta de control emocional, la descarga agresiva, la dificultad para ceder o buscar soluciones… etc. 

En este artículo nos centraremos en aspectos clave que te ayudarán a mejorar significativamente tu comunicación.


1. Prioriza la escucha

comunicando

Habla menos y escucha más

Es muy importante que exista una buena actitud receptiva, más que una actitud invasiva. Aprovecha todas las señales que te puedan dar sobre cómo se está comprendiendo tu mensaje, y facilita que la otra persona se sienta comprendida y escuchada.

Evita dar por supuesto lo que el otro va a decir, lo que piensa o lo que siente.

Con ello puede que estés interrumpiendo otros desenlaces en el discurso de la persona. Además, esta situación genera un clima de tensión e impulsividad dentro de la comunicación. 

No interrumpas

Evita acaparar el primer plano de la conversación y exponer tus ideas por encima del que habla. Recuerda que el objetivo es llegar a un acuerdo realista y práctico.


2. No descargues ni culpabilices

Evita descargas y agresiones

-Evita atribuciones cruzadas: “la culpa es tuya”, “no, tuya”… Es muy diferente que le comuniques a una persona “eres mala” o “eres mala para esto” que “esta tarea te está saliendo mal” o “estás actuando de forma desacertada”. Intenta que cuando realices una evaluación, no te encuentres condenando a la otra persona, sino aportándole oportunidades para que pueda mejorarlo.

-No te irrites ante algo que te provoca contrariedad. Cuando comprobamos que los demás no piensan, sienten o reaccionan como nosotros, nos produce disonancia cognitiva, preguntándonos interiormente: "¿Cómo es posible qué?", provocándonos rabia y fastidio. 

-No agredas a la otra persona, no intentes manipularla o hacerla sentir mal.

-No te rías, burles o uses ironías respecto a los argumentos del otro. La ironía, siempre tiene un sentido de oscuridad. La ironía, aunque sea a través del humor, representa descontento, incomodidad o inconformidad. Además, si la respuesta que ocasionan los argumentos de una persona es burla, ella misma se va a sentir cuestionada.

- Evita gestos o expresiones agresivas, irónicas, desafiantes o victimistas, como “Tú verás”, “No me pasa nada”, “ya estamos”. Este tipo de expresiones indican expectativas negativas, predisposiciones hostiligénicas, y anticipaciones aversivas. Si la usas a menudo estás condicionando la comunicación hasta que parezca un círculo vicioso donde en vez de ser estas frases las consecuencias, pueden a ser las causas de la misma negatividad en la comunicación.

-Evita descalificaciones generales negativas, estables en el tiempo, del interlocutor: “siempre actúas egoístamente”, “eres un desagradecido”… No generalices ni exageres situaciones, actitudes, defectos…

corazon-y-cerebroEvita que la emocionalidad te aleje de las soluciones

-Resalta el respeto y la búsqueda de soluciones más que hurgar las heridas, deudas o culpas. Para ello, busca alternativas y piensa en las consecuencias de las mismas. Para afrontar mensajes negativos dentro de la comunicación es muy importante que se haga un gran esfuerzo en mantener un buen nivel de respeto que no altere el clima, así como el que se centren los recursos en la búsqueda de soluciones para superarlo, y no en revivir la negatividad buscando causas dentro de posibles rencores, como puede ser la culpa.

-Evita buscar culpables y más bien encontrar explicaciones a los fallos.Si existen formas para superar un problema, estas comienzan por la búsqueda de soluciones. El centrarse en la búsqueda de culpas anula las fortalezas y revive las debilidades. Si encuentras explicaciones a los fallos, esto puede llegar a ser positivo, pero si lo estás continuamente recordando y reviviendo, posiblemente estés limitando las fortalezas y las diferentes alternativas para mejorar la situación.

-Evita auto-reafirmarte y no te sorprendas con la autoafirmación de la otra persona. En este caso, evita caer en la trampa de “yo más”, o volviendo directamente, sino que encauzas el tema por otro flanco.

Autocontrol

Espera un tiempo, reconoce tu carga emocional, no respondas rápidamente ni te exaltes. La impulsividad en las respuestas puede ser un muro para la búsqueda de alternativas y la reflexión. Una pronta respuesta puede ser una mala respuesta, y esto puede cambiar la comunicación por completo. Haz uso de la inteligencia emocional para poder controlar lo más “básico”, lo más energético o “visceral” dentro de nuestras primeras reacciones. Es muy importante que no perdamos de vista el heterocentrismo y la empatía en la comunicación. Ten en cuenta el refrán popular de “piensa las cosas dos veces antes de decirlas”

Deja en el vacío, como “auto-rebote”, los improperios del contrario.


3. Acepta y no impongas

Acepta lo positivo del otro

-Acepta, reconoce y valora parte de los argumentos de la parte contraria. Dentro de una negociación es imposible llegar a una resolución conjunta si el objetivo que se persigue es vencer y vencer. Antes que ello es necesario el entendimiento, el reconocimiento y ser capaz de ceder, para poder ganar.

sincero-conmigo-mismo

-Reconoce y valora las versiones o aportaciones de la otra persona. La otra persona no es sólo una fuente de argumentos, al igual que nosotros tiene unos sentimientos y emociones ligados a ellos. El punto de vista de otra persona, desde el sentido constructivista siempre puede ser importante. 

Acepta lo negativo propio

-Admite y no niegues tus fallos. Para poder superar una debilidad, primero hay que reconocerla, y conocerla. Cuando estas se exponen dentro de la relación entre dos personas, las resistencias como son la vergüenza, la negación, o las defensas como la autoreafirmación ganan mucho más peso. Sincérate contigo mismo para que puedas seguir siéndolo en la relación, y no tengas miedo a reconocer y superar debilidades personales.

-Mantén una actitud abierta sobre lo que está mal por tu parte, siendo autocrítico y reconociendo tus fallos. 


4. Trabaja en las soluciones

 Evita dar consejos, mejor ayuda a descubrir alternativas.

-Concreta las soluciones que adoptas.

-Implica a la otra persona en la búsqueda de soluciones.

-Invita al otro a la búsqueda de solución, usando preguntas implicativas (“¿Cómo podemos resolver esto?”, “¿Qué piensas”, “¿Qué te parece?”)

Establece acuerdos efectivos

-Llega a acuerdos realistas y con probabilidad de éxito, gradualmente, paso a paso, sin aspiraciones exageradas.

-Parte primero desde tu propio cambio, ¿qué puedo mejorar? ¿qué aspectos dependen de mi? Lo habitual es esperar que sea el otro el que cambie. 

-Sé flexible con la otra persona, y confía en el cambio por parte de los dos. 

 

tenemos-que-hablar

 


Contacta con nosotros

En Psicomold Psicólogos te ayudamos a mejorar tus habilidades comunicativas, emocionales y sociales, tanto de forma individual, en pareja, en familia o en el ámbito laboral. 

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.