vacaciones_PSICOMOLD

Las vacaciones en familia pueden convertirse en una auténtica pesadilla para muchos. Incluso, es frecuente que a la vuelta del periodo vacacional, muchas parejas tengan crisis o decidan separarse.

La convivencia se hace más complicada al pasar más tiempo juntos, romper con la rutina y enfrentar cambios, viajes o planificar actividades nuevas. 

No obstante, este periodo también puede servir para reforzar vínculos y mejorar la relación, si se consigue tener una actitud positiva, paciencia y un buen manejo de las emociones

En este artículo te damos algunas pistas para poder superar las dificultades de la convivencia, disfrutar del encuentro y mejorar la relación con los tuyos.

Con los más pequeños

Se acabó el colegio y los niños cambian de rutina, pasan la mayor parte del tiempo con nosotros y nos demandan más atención. Una buena alternativa para mantenerlos entretenidos y que se diviertan son los campamentos de verano y cursillos. Pero también es un buen momento para hacer actividades en familia, planificar algun viaje o simplemente dedicarles tiempo de juego.

Sea cual sea el plan, te ofrecemos algunos consejos:

  •  Actitud positiva. Generar un ambiente de calma y alegría es fundamental para poder disfrutar las vacaciones todos juntos. Trata de dejar atrás los agobios y los regaños innecesarios.
  • DISFRUTARFuera prisas. Aprovecha las vacaciones para tomarte las cosas de otra manera, deja el estrés a un lado y enseña a tus hijos a relajarse. No se trata de estar continuamente haciendo cosas, sino de disfrutarlas.
  •  Ayúdalos a gestionar su tiempo libre. No son sólo los padres los que deben ajustarse a nuevas rutinas durante las vacaciones. Los más pequeños también necesitan un período de ajuste. Tienen que encontrar nuevos modos de estructurarse el día.
  •  Programa actividades adaptadas a ellos. Habla con ellos y pregúntales qué les gustaría hacer en vacaciones. Recuerda incluir actividades educativas, como lectura, teatro, cine, visitar museos, actividades en la naturaleza y juego con otros niños y niñas. 
  • Sé flexible. Los niños necesitan juego y tiempo de ocio.  Si bien hay que mantener ciertas rutinas de estudio y responsabilidades, hay que recordar que se merecen un descanso después de todo un curso lleno de tareas y actividades.
  • Rutinas. Es importante que mantengas ciertos horarios, no descuides la alimentación equilibrada y que duerman las horas necesarias para su descanso.
  • Busca tiempo para ti. Para no saturarte conviene que encuentres ratos de descanso y desconexión. "Hacer equipo" con un amigo/vecino que también tenga niños puede funcionar extraordinariamente bien.

En pareja

Las estadisticas señalan que hay un alto porcentaje de parejas que se separan tras las vacaciones. Aún así, no podemos concluir que sea el verano o pasar tiempo juntos lo que produce la crisis, sino que normalmente salen a flote problemas que ya se tenían anteriormente, y que estaban tapados por la rutina.

Para poder afrontar este periodo de tiempo en común, disfrutarlo e, incluso, hacer crecer el amor entre tu pareja y tú, ten en cuenta:

  • Ser positivo. Valora lo bueno de la otra persona, fíjate más en lo que ha hecho bien que en lo que ha hecho mal. En lugar de quejarte, haz propuestas.
  • Tomar la iniciativa y salir de la monotonía. Propón actividades diferentes, no tienen que ser grandes planes, simplemente romper con lo cotidiano y busca sorprender a tu pareja. 
  • Tomarte las cosas con humor y generar un clima lúdico. Cambia el chip, busca el lado divertido de las situaciones, no dramatices y comparte risas con tu pareja.
  • Buscar la complicidad y la intimidad del encuentro. Deja a un lado tu móvil o tablet y mira a tu pareja a los ojos, hablen, siéntanse el uno juntoPAREJA-EQUIPO al otro.
  • Encender el deseo. Las vacaciones son un momento estupendo para explorar la sexualidad de la pareja. Practica el sexo lento, sin prisas y sin estrés, explorando y dejándote fluir.
  • Tiempo para cada uno. Es importante pasar tiempo a solas o con amigos. Hacer todo en pareja puede saturar y restar interés.
  • Solidaridad y colaboración. ¡La pareja es un equipo! A cada uno se le dará mejor una cosa que otra, lo importante es poder contar el uno con el otro.

 

Claves de la Comunicación

Una buena comunicación es fundamental para tener unas buenas vacaciones. Piensa que la mayoría de los problemas entre las personas son debidos a una mala comunicación, por lo tanto, se resuelven aprendiendo a comunicarnos de forma respetuosa, con empatía e inteligencia emocional.

MANUAL-DE-VIDA-COMUNICACION_PSICOMOLD

Lo que vas a decir… ¿soluciona algo? Procura que tu comunicación sea constructiva y provechosa para ti y para la otra persona.

  1. Calma tus emociones. Espera un tiempo, reconoce tu carga emocional, no respondas rápidamente ni te exaltes. La impulsividad en las respuestas puede ser un muro para la búsqueda de alternativas y la reflexión. Elimina toda la carga negativa que pueda interferir el diálogo: rabia, rencor, miedo…
  2. Elige el momento. La valoración de un mensaje positivo puede cambiar totalmente de una situación a otra. Así como un mensaje negativo puede ser catastrófico en una situación, si se elige una buena situación para comunicarlo sus consecuencias negativas se pueden atenuar.
  3. Sustituye “Tienes que” por “¿Qué te parece?”. Las expresiones normativas bloquean la comunicación y hacen que la otra persona se ponga a la defensiva.
  4. No es “te lo dije”, si no “¿en qué te puedo ayudar?” Evita los reproches y “moralinas”. Se trata de buscar soluciones no de ver quien tiene la razón. 
  5. Evita decir “JAMÁS”, “NUNCA”, “SIEMPRE”. Son mensajes descalificadores negativos, estables en el tiempo.  No generalices ni exageres situaciones, actitudes, defectos…
  6. Trata de controlar el volumen de tu voz, baja el volumen. A nadie le gusta que le griten, y no ayuda a que el otro te entienda mejor, todo lo contrario. -Sustituye “Eres…” por “me molesta…” No mandes mensajes culpabilizadores. Trata de expresarte utilizando el “yo” (yo siento, me molesta, no me gusta…) frente al “tu” (tú eres, tú haces, porque tú…)
  7. Utiliza ARGUMENTOS, no la agresividad, ni la ironía.  La ironía, aunque sea a través del humor, representa descontento, incomodidad o inconformidad. Además, si la respuesta que ocasionan los argumentos de una persona es burla, ella misma se va a sentir cuestionada.
  8. Piensa que a quien tienes enfrente es una PERSONA.  Ponte en el lugar de la otra persona, tratando de conocer sus puntos de vista, sus enfoques, sus problemas y sus motivaciones o necesidades.
  9. Recuerda que la calidad de tus relaciones personales depende de tu comunicación.

¡Te deseamos unas felices vacaciones! 


Contacta con nosotros

En Psicomold Psicólogos te ayudamos a mejorar tus habilidades comunicativas, emocionales y sociales, tanto de forma individual, en pareja, en familia o en el ámbito laboral. 

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

  

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar