Consejos y trucos para que los regalos navideños hagan brillar de alegría a los niños.

Llega la Navidad y se nota… los más pequeños empiezan a reflejar la ilusión en sus rostros. Están contentos, algo nerviosos, contando los días que quedan para que Papa Noel o los Reyes Magos visiten sus casas.

Los mayores también se contagian de esta alegría, y se imaginan las caras de felicidad de los más pequeños al encontrar el árbol repleto de sus regalos favoritos. No obstante, esta imagen de felicidad puede truncarse con reacciones de apatía ante tanto regalo, poca valoración, o incluso frustración al no tener exactamente todo lo que querían.  

Niños y niñas hiperregalados

-¿Qué le vas a pedir a los reyes?- le pregunté entusiasmada

-No sé…- me respondió él, encogiéndose de brazos, sin emoción alguna. 

Esta situación es cada vez más típica, niños que no saben que pedir, porque ya están colmados de regalos materiales. Niños que no conectan con ninguna emoción duradera de alegría, sino con aquella momentánea que rápidamente se desinfla. Desean algo y lo tienen al momento, de manera que queda anulada la emoción por lo que viene, y todo va perdiendo valor.nios-hiperregalados-navidad-psicomold

Las consecuencias de este exceso de regalos, premios y atenciones son niños con:

- Baja tolerancia a la frustración.

- Actitudes caprichosas y exigentes.

- Falta de imaginación y vida interior.

- Egoísmo.

- Apatía, insatisfacción. 

¿Cómo acertar con los regalos?

1. Que haya contraste con el resto del año

Hacer de las navidades un momento especial, no sólo por los regalos, sino por todas las actividades en familia, como hacer el árbol, pasear bajo las luces navideñas, cocinar pasteles navideños… etc. 

No es tanto el regalo material, sino los momentos y los rituales de preparación y celebración, los que nos llenan de felicidad. Escribir la carta a los reyes, dejarles comida y agua a los camellos, acudir a la cabalgata… Disfruta con tus hijos de esos bellos momentos.

Y en ese entorno mágico y especial, reserva regalos significativos que no se regalen en otro momento. Si el resto del año ya le has regalado una patineta, unos patines, una moto, no le va a hacer tanta ilusión la bicicleta que se encuentre debajo del árbol. 

2. Regular las expectativas y poner límites desde el principio

Las primeras expectativas que deben regularse son las de los propios padres, para que no generen necesidades en los pequeños que realmente no tienen. Es importante desterrar la idea errónea de que cuantos más regalos o más dinero invirtamos mayor será la felicidad de los niños. 

Por otro lado, establecer límites con los niños a la hora de pedir regalos es sencillo. Basta con que desde un principio les digamos que los reyes o papa Noel solo pueden cargar en sus trineos o camellos un máximo de regalos. 

3. Elaborar la carta de los reyes con ellos

De esta manera los ayudaremos a detectar aquello que les haga realmente mucha ilusión, y descartar el resto de opciones. 

4. La regla de los 4 regalos

Consiste en limitar el número de regalos, para que sean capaces de concentrarse y disfrutar de cada uno de ellos, y aumentar la calidad
La elección se basa en estos cuatro principios: 
1. Algo que sirva para llevar (ropa, zapatos, complementos...).
2. Algo para leer.
3. Algo que realmente deseen.
4. Algo que realmente necesiten.

5. Regalar valores 

Con los regalos que elegimos estamos transmitiendo mensajes y valores. De manera que es una muy buena ocasión para preguntarse, qué es lo que quiero transmitirle a mis hijos, valores solidarios, educativos, deportivos, artísticos, sociales… 

En este sentido es positivo incluir juguetes didácticos que fomenten alguna habilidad como los de construcción, lógica o montaje, y juguetes creativos, como un instrumento musical o un caballete para pintar. 

También es una buena opción los juguetes que fomenten el deporte, el juego y el esfuerzo, como puede ser una bicicleta. 

Por último, es importante tener en cuenta que los juguetes no tienen género. Si tu hijo te pide una muñeca y tu hija un camión, no lo censures. Elige juguetes no sexistas

6. Elegir según su edad

Todos los juguetes traen una recomendación de edad en la caja, es importante seguir dicho consejo, si el videojuego es para mayores de 16 y tu hija tiene 12 no se lo compres. 

vienen_los_reyes_psicomold

 

¿Y si los reyes se pasan?

Si, a pesar de todos los esfuerzos por limitar el número de regalos, los Reyes se han pasado, una buena idea es guardar parte de los regalos e ir dándoselos al niño a lo largo del año. 

Otra opción es llegar al acuerdo del niño de compartir algun regalo para otros niños que no tengan. Le estaremos enseñando algo muy valioso, a ser generosos y solidarios.

Lo más importante...

regalos-valiosos-psicomold

Tu hijo o tu hija no se acordarán de todos los regalos que les regalaste, pero sí de todos los momentos que pasaste jugando y compartiendo tiempo con ellos, escuchándolos, apoyándolos y queriéndolos. Ese es el regalo más importante que puedes hacerles.

 

Contacta con nosotros

En Psicomold Psicólogos ofrecemos asesoramiento y talleres para padres, madres y profesores. Así como terapia y orientación a niños y adolescentes. 

haz-que-la-felicidad-sea-tu-hobby

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla  
(+34) 922 63 49 85 / (+34) 691 12 66 22

Síguenos en las redes sociales

ICONO-youtubeICONO-PINICONO-INSTAGICONO-TWITTICONO-FB


 

Nuestra atención es personalizada, teniendo como eje el respeto a la persona y, por lo tanto, la privacidad de tus datos.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar