saltoEl optimismo, para algunos, suele ser un edulcorante que se añade a la realidad para soportarla mejor, para otros, un baúl de trastos donde se ocultan los problemas. Esto nos lleva a plantearnos si se puede ser optimista sin ser iluso, es decir: ¿se puede ser optimista sin dejar de ser realista?

Para escuchar el programa de radio sobre “El Optimismo” pulsa en el siguiente enlace:

http://www.rtvc.es/television/diferido.aspx?id=10379&fichero=10379_LOS%20MOLDES__DE_LA_MENTE_010312.mp3