1. GRADO DE VIVENCIA DEL PROBLEMA Y POSIBLES CAUSAS

Antes que nada, considera esto: Podemos aligerar nuestros problemas si sabemos manejar nuestras emociones:

  • Nuestra vida está enfocada en lograr objetivos o metas.

  • Unos son muy básicos, como conseguir alimentos o recibir afecto.

  • Otros, más elevados, como realizarse profesional, artística, intelectual o afectivamente.

Pues bien, tú sabes que este camino de consecución de metas no es llano ni fácil.

  • Las dificultades, obstáculos, problemas o conflictos son parte del juego de la vida. De hecho, son fuente de nuevas necesidades y proyectos.

  • Sin duda, el encontrarnos con los obstáculos nos genera frustración, suscitando tristeza, desilusión, rabia u otras emociones desagradables.

  • Toda esta carga emocional, a pesar de lo desagradable, puede tener resultados positivos si se canaliza hacia nuevas metas, nuevas alternativas o nuevos retos.

Esto es verdad, pero también lo contrario. Esa carga emocional desagradable puede acentuar el problema, si no sabemos manejarla y encauzarla.

anterior 3/4siguiente